TRUCOS PARA NO DESPERDICIAR COMIDA AL COCINAR

Les vamos a hablar sobre algunos trucos para no desperdiciar comida en la cocina y puedan ahorrar más a la hora de hacer el super.

¿Cuántos de ustedes no abren el refri y encuentran todo un ecosistema en el cajón de las verduras porque se les olvidó que tenían dos calabazas al fondo? Pues les vamos a dar unos trucos para no desperdiciar comida.

Ahora sí todo este desperdicio tiene un impacto muy fuerte que afecta a más de 28 millones de mexicanos que viven en carencia alimentaria. Invité a la Chef Mariana Orozco para que nos explique cómo dejar de desperdiciar y aprovechar la comida.

¿Cuánto se desperdicia de comida en el mundo?

A nivel mundial, más de un tercio de todos los alimentos producidos (2,500 millones de toneladas) se pierden o desperdician cada año. Un tercio de esto ocurre en la etapa de producción de alimentos.

Según Boston Consulting Group (BCG) esta comida desperdiciada tiene un valor de $230 mil millones de dólares, China e India son los países que más desperdician comida en el mundo con un estimado de 92 millones y 69 millones de toneladas al año, cada uno. Esto se debe en parte a que ambos países tienen las poblaciones más grandes del mundo.

En México se desperdician más de 10 mil toneladas de alimentos al año, que representan el 37% de la producción agropecuaria en el país. Esto equivale a 38 toneladas por minuto, que pueden alimentar a 25.5 millones de personas con carencia alimentaria.

Los alimentos procesados que más se desperdician en México son: El pan y los derivados del trigo seguidos de la leche, tortillas, pescado, carne de res, de puerco y de pollo. En total lo que se desperdicia son 42 mil kilos por minuto de alimentos perfectamente aprovechables.

La pérdida y desperdicio de alimentos en México asciende a 491 mil millones de pesos, aproximadamente el 2.5% del Producto Interno Bruto. El desperdicio de alimentos genera aproximadamente 36 millones de toneladas de Dióxido de Carbono, equivalente a lo que generan 15.7 millones de automóviles (flota vehicular de la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara), durante un año. Más de 28 millones de mexicanos viven en inseguridad alimentaria.

Trucos para no desperdiciar comida en la cocina

3 acciones que podemos hacer para dejar de desperdiciar comida:

Entender los patrones de consumo personal. Mucho de lo que se hace en la cocina está ligado a lo que se aprende de niños y se sigue repitiendo, de adultos: se aprende a cocinar para 6 y luego es difícil hacerlo para una persona.

Qué hacer: Fijarse si al hacer una compra, esta se echa a perder cada vez que se compra: si se consumen más calabazas en casa, no hay que necear con comprar (por quinta vez) ese kilo de zanahorias que se quedan a morir en el refri.

No siempre elegir la fruta o verdura más bonita. Al salir al mercado es seguro que la mayoría de las personas van a escoger las frutas más estéticas, las más bonitas y las mejor formadas. Y dejarán atrás el pimiento que tenga una protuberancia, la manzana que no tenga la forma perfecta.

Qué hacer: Tomar los menos bonitos y llevarlos a casa. Esos ingredientes imperfectos van a terminar en la basura, aunque tengan el mismo sabor y beneficio. No todas las manzanas pueden ser Ryan Gosling, pero tienen la esencia de la fruta. Escoger estas frutas es una manera de regresarle al planeta todo lo que nos da.

Aprender a aprovechar todo lo que las abuelas desperdiciaban. Ellas picaban las hojas de perejil y tiraban los tallos; pelaban las zanahorias, manzanas, papas y las cáscaras se iban a la basura.

Qué hacer: Cuando se le pueden dar uso las diferentes partes de un vegetal, se amplían las posibilidades hasta culinarias. Las cáscaras de papa pueden ser una sopa, los tallos pueden infusionar un aceite, las zanahorias pueden ir con cáscara.

¿Cuáles son las preguntas más comunes a la hora de desperdiciar comida?

¿Qué hago con el manojo de cilantro que está más triste que mi cartera? Vinagre de cilantro: Picar el cilantro más viejo y añadir vinagre blanco y dejar en un lugar oscuro a que se infusione bien durante unos 5 días. Luego colar y usar para aderezos.

Tenía unas pechugas en mi congelador, pero ahora tienen manchas o resequedad blanca… ¿las puedo comer todavía?

Existe una cosa en la cocina llamada quemadura por congelación. Es lo que ocurre cuando se meten unas pechugas de pollo y no están bien cubiertas y al descongelar, el área descubierta se ve de otra textura y color.

Se puede comer sin riesgo, pero la textura la hace desagradable. La sugerencia es cubrirla con plástico o papel o en bolsas de silicón y, si quieres, papel aluminio para terminar y que cada cosa esté aislada y cubierta contra el frío del congelador y no absorba ni aporte olores. Por último rotula.

Siempre que compro papas y cebollas las meto en el refri, pero el otro día me preguntó mi hijo que por qué las metía ahí si en el súper están afuera.

Papas y cebollas NO van en el refrigerador. Al refrigerar las papas, el almidón se va convirtiendo en azúcares libres que hacen que las papas sepan más dulces, se oscurezcan más en las cocciones.

Lo más importante: cuando estos azúcares libres se unen al aminoácido asparagina puede formar acrilamida, que es un importante cancerígeno.

Aunque no hay que apanicarse, es mejor prevenir esto. Si por el clima se tienen que refrigerar las papas, antes de usarlas, se cortan y remojan para disminuir la cantidad de acrilamida, que ya es una molécula que está presente en papas fritas, algunos panes y otros alimentos que la desarrollan en cocciones muy altas.

Cebollas: la humedad del refrigerador hace que se humedezcan rápidamente y que por ende puedan echarse a perder mucho más rápido. Solo cebollas cortadas sí deben de ir en el refri; el cebollín y las de cambray también porque su contenido de agua es mayor.

Si compraste de más ¿qué hay que hacer?

Aquí unos trucos para que puedan evitar desperdiciar la comida:

  • Frutos rojos probablemente no vayan a durar más de 1 semana así que hay que usarlos primero y congelar los sobrantes.
  • Limones y zanahorias deben ir en contenedores con agua para que duren más tiempo.
  • A las hojas verdes que se venden en caja se deben de abrir unos hoyitos a la caja (si no los tienen) para que la verdura dure más, pues siguen respirando y encerradas se echan a perder fácilmente.
  • ¿Exceso de fresas? Cortar las piezas (cuando aplique) y ponerlas en un plato extendido. Congelar sobre el plato y ya que estén duras, guardarlas en una bolsa e ir sacando de a poco. Esto es para que a la hora de congelar no queden hechas una bola de fruta.
  • Cómo se debe guardar el jitomate. Si el clima lo permite, afuera, el jitomate o tomate cambian de textura y sabor en el refrigerador. Si no se puede por el calor de donde viven, sacarlo un día antes para que se aclimate.
  • ¿Sirve poner las hierbas en un vaso con agua como si fuera florero? Para mantener las hierbas frescas por más tiempo hay que ponerlas en un frasco de vidrio -de ser posible-, añadir agua hasta la mitad del frasco, poner en la puerta del refri y tapar con una bolsa de plástico cuidando que quede holgada. Cambiar cada 4 días
  • Encontré en mi alacena dátiles que ya no están tan blanditos, ¿tendrías alguna sugerencia de uso para no desperdiciarlos? Remojarlos en agua hirviendo y usarlos para lo que se necesiten. Yo con ellos hago una receta de sticky toffee pudding o los pico y los cocino con un poco de echalotte, tocino picado, sal y pimienta y los sirvo con queso azul.
  • Van 4 veces que se me olvida que compré lechuga y cuando me quiero acordar está toda marchita. ¿La tiro o qué hago? Una crema de lechuga: moler la lechuga con leche y crema, freír cebolla picada en mantequilla, añadir la lechuga licuada, sazonar al gusto.

¿Qué hay que hacer a la hora de ir al súper o mercado?

Un consumidor responsable es crítico y consciente del impacto que su consumo tiene en el medio ambiente. Está dispuesto a ejercer su influencia en el mercado a través de acciones simples como: privilegiar la ética en la producción, evitar compras impulsivas de artículos que no se necesitan, privilegiar mercados locales, reciclar o donar y evitar el desperdicio.

Invitada

Mariana Orozco. Chef, maestra de cocina desde hace 12 años, estilista culinaria, creadora de contenido para marcas, autora de Cocina mucho, desperdicia poco y ahorra más (ganadora del mejor libro de cocina Zero Waste en los Gourmand Awards), Sabor Mexicano: 75 recetas Tradicionales para tu Instant Pot.

IG: @marianaoe_ // TW: @MarianaOE // [email protected]

Talleres:

  • Taller de COCINA VEGETAL. Sábado 22 de julio de 4 a 7:30 pm
  • Taller de POSTRES Y PANES RÁPIDOS del 29 de julio de 4 a 7:30 pm
  • Curso de verano de cocina para niños del 31 julio al 4 agosto

También puedes leer:

2023-07-20T16:48:50Z dg43tfdfdgfd